.message.global.cookie {z-index: 100;}

¿Qué tipo de defectos pueden aparecer en las tablas?

Todas las piezas que le enviemos serán de madera maciza. La madera es una materia prima que cuenta con irregularidades naturales y otras que no lo son, los defectos. Consideraremos que NO son defectos cualquier tipo de dibujos de la veta, cambios de coloración o pequeñas marcas o huecos de menos de 2 mm. Por tanto todos estos podrán aparecer tablas de todas las calidades.

Pero si elige que una tabla no tenga defectos en una o las dos caras, al preparar su pedido escogeremos piezas evitando nudos, grietas, etc. visible en una o ambas caras.

Si además selecciona la calidad "A elegir con foto" puede darnos indicaciones más precisas si es que busca algo especial, para que podamos elegir por usted varias piezas y enviarle una fotografía en la que poder elegir usted mismo la pieza final que quiere recibir.


¿Cuál es la diferencia entre el cepillado y el lijado?

Al cortar la madera en un aserradero se corta con el troco verde, y una vez cortada se deja secar. Por ello es normal que los tablones en bruto sean irregulares en forma (porque las tensiones tras el corte y el secado lo pueden combar o retorcer). Y sobre todo acostumbran a tener un tacto rasposo y mucha suciedad porque las sierras utilizadas no son finas. Esto hace que sea necesario un proceso de limpieza de las tablas. Normalmente se cepilla y regruesa (se limpia con una cuchilla en ambas caras asegurando que sean paralelas) y luego se escuadra la pieza para que los cantos formen ángulos de 90º.

Todo ese trabajo lo hacemos en Contraveta (salvo que compre la pieza en bruto), pero el cepillado a veces no es un acabado adecuado. Es común que las cuchillas del cepillo tengan marcas (mellas por uso) y las piezas pueden necesitar un repaso. Si contrata el lijado le aseguramos que después del cepillado lijaremos las tablas hasta grano 120 por ambas caras.